La reurbanización de La Coruña (II): del centro a los barrios

DEBATE VIRTUAL: DESPUES DE LA PESADILLA VIENE LA ILUSION: UNA NUEVA CORUÑA SE DEJA VER. V PARTE: EL NUEVO URBANISMO CORUÑÉS.

LA REURBANIZACIÓN DE LA CORUÑA

Este será previsiblemente el principal cambio que la ciudad pueda presentará a la salida de la crisis: un centro reurbanizado y unos barrios enlazados para el uso ciudadano. Es lógico que así sea. Por dos razones. La primera porque esa era la tendencia general en todas las ciudades y porque el cambio climático lo había reforzado. Ahora el Covid 19 evidenció ser más necesario que nunca. Hay otras razones de ámbito local: porque ese era el modelo de ciudad del anterior gobierno de la Marea Atlántica; también lo es el del gobierno socialista, que así lo está gestionando desde el gobierno de coalición. Todo confluye en una misma dirección, y como La Coruña tenia carencias importantes en este sentido, el aspecto de la ciudad se verá muy mejorado a corto plazo.

Pero no termina ahí el cambio urbano de la ciudad, habrá que sumar otros dos proyectos innovadores ya mencionados: la Ciudad de las Tics y el gran Ecobarrio de Elviña. Como estos están en ciernes me referiré solo a los proyectos que se encuadran en el primer punto: la reurbanización de la ciudad. Pero, no los podemos perder de vista, porque, seguramente, serán los tres juntos los que posicionen la imagen de la ciudad en la salida de la crisis.

Llevando los tres proyectos la plano de la ciudad, nos daremos cuenta que, de una manera u otra, la reurbanización de La Coruña habrá cambiado toda la ciudad construida. Y también nos daremos cuenta de que queda una pieza del mosaico por desarrollar: el frente portuario.   Si se lograse desbloquear, entonces la operación de reurbanización sería completa. Y la ciudad sería mejor y más hermosa.

LA REURBANIZACIÓN DEL CENTRO HISTORICO AMPLIADO.

Lo he escrito muchas veces, y mucha gente también lo piensa, tenemos una ciudad histórica hermosa, a pesar de tantos desaguisados cometidos, pero es necesario actualizarla. Su ámbito se ha ido ampliando, desde la Ciudad Vieja inicial, hasta la Pescaderia, pero ahora también el Primer Ensanche forma parta de la ciudad construida hasta principios del siglo XX, hace más de cien años.

Es, en conjunto, como si una vivienda antigua y elegante que llevara muchos años sin renovarse, se hubiera convertido en una casa vieja, sucia y descuidada. La iniciativa privada acometió muchas obras de rehabilitación, pero más de 40 edificios están abandonados o en ruina, pero la renovación del espacio público quedó mucho más retrasada.  Ahora hay muchas obras municipales iniciadas y anunciadas. Están orientadas a la peatonalización, la regeneración ambiental, la movilidad personal, y la reducción de los coches de las calles. Una vez terminadas, no cabe duda que harán de nuestra ciudad un espacio mucho más atractivo, para los coruñeses y para todos los visitantes, los de proximidad y los de lejos, y que ahora tanto echamos de menos.  Ese es el sueño de ciudad para los ciudadanos, que tantas veces hemos tenido, y que, ahora más que nunca, está al alcance de la mano. Van a ser los nuevos referentes urbanos de la ciudad. Haré un comentario breve de cada uno de ellos,

1.-LOS NUEVOS CANTONES: UN EMBLEMA RECUPERADO.

En mi juventud, y aún después, Los Cantones eran la referencia principal para los coruñeses, y lo que mostrábamos con más orgullo a los visitantes como símbolo de nuestra modernidad. En torno al Obelisco quedábamos todos. En los cuidados y floridos jardines paseábamos, tomábamos algo e incluso íbamos al cine. Cuando, años después, volví a la ciudad, Los Cantones eran ya otra cosa: un pequeño centro financiero y cultural, gracias al mecenazgo de los bancos: la Fundaciones. Barrié y la de Caixa Galicia. La crisis anterior se llevó los bancos, adelgazó las fundaciones, y rebajó la ambición cultural de entonces. La desconsideración y la desidia municipal abandonaron los jardines y asentó el botellón. Los Cantones eran solo un lugar de paso para ir de la Calle Real hasta la Plaza de Lugo, los dos principales centros comerciales urbanos.

Ahora Los Cantones están en las mejores condiciones para recuperar aquel valor emblemático que tuvo, aunque de otra manera. Dos son los cambios: la decisión municipal de acometer una peatonalización, anunciada pero nunca empezada, y los cambios institucionales anunciados e iniciados. Empezaré por estos. Ya sabemos que el edificio del Banco Pastor conservará su rótulo y con él la memoria. Volverá a ser una entidad financiera con una sede territorial renovada y un patio de operaciones actualizado. Las Fundaciones seguirán donde están aunque menos activas, y se instalará la sede de la Fundación Amancio Ortega. Aún no sabemos que uso dará Abanca al Cine Avenida pero, culminados los recursos jurídicos, seguramente en la salida de la crisis ya estará en marcha su rehabilitación para el nuevo uso. La acera del Cantón Grande volverá entonces a ser el escaparte de la ciudad. Al otro lado, el singular edificio de La Terraza podría albergar una nueva actividad, pero de momento nada se sabe ¿un museo del comic? ¿El museo de la ciudad y centro de visitantes? También Copacabana estará rehabilitada, y esperemos que La Atalaya recupere su valor arquitectónico, porque el Ayuntamiento lo tiene en sus manos.

En medio, unos jardines unidos- sin el llamado paseo de coches y ahora de buses- y regenerados, para lo cual el Ayuntamiento sacó un concurso para su mantenimiento. Magnífica idea. Unos jardines que son ya un parque cultural y que está de nuevo a trámite su declaración como espacio BIC por la Xunta, siempre que la plaga de la avispa roja no haya afectado a las enormes y antiguas palmeras, incluidos entre las formaciones  arbóreas “senlleiras” de Galicia.

En medio, una gran plaza, donde el tráfico estará restringido a su carril, y donde el Obelisco podrá recuperar su función de centro de encuentro, de centro cultural, de espacio expositivo, de ferias temáticas, de fiestas de verano, y de otras actividades más. Volverá a ser el emblema de la Polis que con orgullo los coruñeses contemplaremos y mostraremos a los visitantes. Como antes ocurría.

2,.UNA NUEVA CALLE REAL: LA CALLE PEATONAL DEL ENSANCHE.

Pero no se acaba en Los Cantones la ciudad soñada, porque a través de ellos, el espíritu de la calle Real se prolongará en el Primer Ensanche, a través de las calles Compostela y Ferrol, que serán como una Nueva Calle Real. Ahora se nos habla de la humanización, pero yo prefiero seguir hablando de calles peatonales para el paseo, la compra y el encuentro, aspectos intrínsecamente unidos al espíritu coruñés. El Ayuntamiento tiene preparado un proyecto, parece que con un buen diseño, y que empezará por  recuperar el eje de la calle Compostela y Ferrol como una  nueva calle del paseo; en una segunda fase se completará  con otro eje perpendicular, desde la plaza de Pontevedra  la de Ourense, por Teresa Herrera, plaza de Lugo y Feijoo. La singularidad arquitectónica, exponente singular del Ensanche modernista coruñés, será el marco de una nueva calle para el paseo, para las compras y para el encuentro.  Le faltan recuerdos de personas destacadas y de acontecimientos, pero investigando se podrán encontrar alusiones que acompañen a Ney.

Así podremos ir a pie desde la plaza de María Pita hasta la Plaza de Lugo, y tal vez un día desde el Jardín de San Carlos hasta el Parque de Santa Margarita, en  un gran itinerario urbano que permitirá recordar lo más significativo de la ciudad de los siglos XIX y XX ¿Verdad que parece un sueño? . En la ciudad pos pandemia puede ser realidad.

3.-SAN ANDRÉS: EL ESPERADO BULEVARD

Queda una pieza por reurbanizar en el interior del Centro Histórico: San Andrés. Después de proyectos, de avances, de retrocesos y de atrancos, también está en fase de diseño la conversión de la otrora principal calle comercial, en un bulevar arbolado, y la recuperación urbanística de las plazas adyacentes, incluyendo el entorno de una de nuestras más valiosas piezas arquitectónicas: el mercado de San Agustín. Se logrará dignificar un espacio central ahora degradado.

La rehabilitación está muy avanzada aunque quedan solares y ruinas que reclaman hacer algo, a lo que el anunciado plan Rexurbe de la Xunta puede contribuir. Cuando el entorno de San Agustín esté también reurbanizado, nos permitirá pasear desde María Pita hasta la Plaza de Pontevedra.  Como efecto derivado, están peatonalizar la Rúa Nueva, la Rúa Ciega, y humanizar la Rúa de Santa Catalina. . Entonces, podremos, nosotros y los visitantes ir desde el mar de la bahía al mar del Orzán en un breve paseo.  ¿No es esto otro sueño?  Para mí si lo es desde luego. Y aún quedan otros.

4.-DE PASEO POR EL PARROTE.

Cuando yo era niño, algunas tardes me bañaba en la playa del Parrote; después, de mocito, me divertía en las tardes de La Solana o acudía a los bailes de disfraces del Hotel Finisterre, donde incluso obtuve un primer premio. Ya era un poco mayor cuando empecé a apreciar los valores históricos de las puertas del mar (hoy de un aparcamiento), del baluarte de San Carlos, y del castillo de san Antón, un enigma lejano que visité entusiasmado el primer día que se abrió al público. El Parrote era un bello paseo histórico y marítimo.

La verdad es que el tiempo no le deparó suerte, y ahora ya ni se puede ver el mar desde él, ni llegar al litoral traspasando sus puertas. Solo queda un aparcamiento indebido y unas construcciones deportivas que taponan la vista y que nunca deberían haber sido permitidas.  No estaría de más recuperar la concesión y derribar esos adefesios. De momento, lo que se va a acometer es un proyecto ya anunciado en el gobierno de Negreira, para convertir en un paseo peatonal el Parrote, uniendo Puerta Real con La Maestranza, y contribuyendo a recuperar algunos entornos históricos hoy invadidos por el coche. En su plan inicial se hablaba de prolongarlo alrededor del hospital para crear un paseo de ronda por las antiguas murallas. Una forma de abrirlo otra vez al mar y que posiblemente se retome. Hoy el Paseo del Parrote, una zona noble de la ciudad, ahora parece un corredor de autobuses. Otro sueño que puede ser realidad porque también está en la agenda de este gobierno.

LA RENOVADA ENVOLVENTE LITORAL: EL NUEVO PASEO MARÍTIMO.

Un sueño más: la reurbanización del paseo marítimo; esa envolvente maravillosa que muestra las fachadas urbanas de la ciudad al mar y que, además de las playas, conecta los más interesantes referentes culturales (museos) y paisajísticos (Parque Atlántico o Celta y Parque de San Pedro, pendiente de valorización histórica). En su culmen nos permite ver la Torre de Hércules, que ahora nos dicen que es uno de los diez monumentos más fotografiados de España, el único de Galicia por cierto, y que sitúa a La Coruña en quinto lugar entre las ciudades más fotografiadas: Barcelona, Granada, Madrid-El Escorial, Córdoba, La Coruña y Sevilla.

Muchas veces nos hemos lamentado aquí del abandono de nuestro paseo marítimo en comparación con los de las otras ciudades del norte de España. Algo se hizo, pero con poco acierto y menos gusto, dejando como positivo la eliminación de la barandilla en el tramo de Riazor. Estamos en tiempo de recuperar la estética perdida, mediante el nuevo diseño. Era muy necesario sustituir el modelo de autopista perimetral, gris y sucia, por un verdadero paseo litoral. Se iniciará con la adjudicación de la obra del tramo de Orillamar, pero después irá el resto.

Solo hay una cosa que a muchos coruñeses nos disgusta: salvar el tramo del tranvía histórico-turístico desde La Torre a Riazor, y mejor si llegara al pie del Parque de San Pedro, aunque fuera con un solo carril Los tranvías rehabilitados ya los tenemos. . ¡Qué bonito recorrido¡ Terminado el proyecto del nuevo paseo, que será más peatonal, más calmado y más verde, los visitantes  encantados con la visión panorámica desde uno de los tranvías históricos, volverían a hacerse lenguas de nuestra ciudad, como ocurrió cuando se inauguró.  Eran otros tiempos y las cosas se hacían de otra manera, pero sin ellas nunca llegaríamos a ser lo que somos hoy ni a lo que vamos a ser dentro de poco. Solo una consideración al respecto: el tranvía nos colocó entre los diez más pintorescos del mundo en las redes, sin más esfuerzo que el ponerlo en marcha, algo que ninguna otra atracción de la ciudad logró alcanzar. Otro dato: ninguna ciudad en le mundo eliminó su tranvía histrión de uso turístico, al contrario, ante el éxito de este reclamo algunas están instalándolo. Su eliminación, parece que ya decidida por la alcaldesa, es sin dudarlo un paso atrás en ese sueño de ciudad que teníamos al alcance de la mano. Y además tiene todos los ingredientes para ser económicamente rentable. Todo a favor, pero….se elimina para una pista de runners que podía llevarse por otro lugar adyacente.

Si unimos en el plano todas estas actuaciones, comprobaremos como el centro histórico de la ciudad será pronto un espacio urbano renovado, rediseñado, humanizado y peatonal. Solo nos queda Panaderas. Un sueño que poco a poco se nos irá descubriendo.  Y podremos otra vez presumir de ciudad, y volver a sentirnos orgullosos cuando visitemos esas otras ciudades marítimas que en estos últimos años han sabido hacer mejor las cosas que nosotros: Santander, Bilbao, San Sebastián, Gijón, Málaga o Cartagena.  Así lo espero yo.

Y PARA CONECTAR LOS BARRIOS: LA RONDA PEATONAL.

Dejo para el final, la gran ronda peatonal perimetral que ya se está construyendo para unir los barrios de la ciudad entre sí. Hace tiempo que se empezó a hablar de esta idea, hace años que se peatonalizaron algunos tramos: calle Barcelona, Ángel Senra, La Gaiteira, pero ahora está en marcha el acabado de esta gran ruta de paseo, de compras locales, de pequeños negocios, de bares, de lugares de ocio de barrio, y seguramente de nuevos referentes culturales: el espíritu de la Calle Real revivido en los barrios , porque ,aunque no tienen sus valores históricos ilustres, ni sus referentes culturales excepcionales, la filosofía es la misma. Una gran calle para el paseo sosegado, el encuentro y para desarrollar las actividades sociales y las relaciones personales.

Ahora se trabaja en el tramo que une Cuatro Caminos con la Avenida de Arteixo por Sexta del Ensanche y Ramón Cabanillas; pronto se hará lo mismo en torno a la calle del alcalde Marchesi y su prolongación hasta enlazar con La Gaiteira. De paso, los espacios aledaños (Primavera, Benito Blanco Rajoy, Ramón y Cajal) se convertirán en una isla peatonal conectada con La Tabacalera. Y allí surgirá otro espacio central renovado para el paso, para el encuentro, para las compras y para el ocio. Que ya lo es, pero en un marco muy deteriorado.

Una ronda peatonal perimetral de los barrios que no muchas ciudades pueden ofrecer. Con ella tendremos un nuevo símbolo de esa ciudad más humanizada, más verde y más sostenible que todos ansiamos, pero también una oportunidad para reactivar el comercio de proximidad y esos pequeños negocios locales que con esta crisis tanto está padeciendo.  Será como la proyección a los barrios de aquella armoniosa vida urbana de Los Cantones y de la calle Real.

Al mismo tiempo, su trazado será una magnífica ocasión para plasmar eso que estos días se llama la Ciudad 15 y que antes se llamaba: “Los corazones de barrio”, utilizando una traducción inadecuada. Esos centros de barrio serán o podrán ser esas ágoras urbanas que materialicen el simbolismo, el significado histórico y la memoria de cada uno de los barrios por donde pasa.

LA OTRA CARA DE LA PETAONALIZACION.

El buen resultado de una política de peatonalización depende de una política de movilidad sostenible, que sea capaz de combinar los principios ecológicos con la funcionalidad. Suele ponerse como ejemplo el de la ciudad sueca de Malmo, que por cierto también renovó su frente portuario. Lo que se valoró fue su acierto en “hacer un planteamiento que relaciona la planificación en movilidad con la planificación urbana global, y que se refleja en la implantación de proyectos alternativos para hacer frente al uso del automóvil, como son una red de tranvías, programas de desarrollo de la bicicleta o promoción de los desplazamientos a pie”.  Aquí hemos avanzado en los carriles para bicicletas, aunque hay que mejorar el acabado y completar la red o malla ciclable; ahora somos Ciudad 30, y pronto seremos Ciudad Peatonal. Nos falta un plan para el transporte público alternativo al uso del automóvil.

Queda aún otro tema importante: los aparcamientos. Los ciudadanos del área metropolitana que, al ampliarse, ya son casi el 50% de los habitantes totales, de momento necesitan el coche para llegar a centro o a los polígonos a trabajar, y la única opción son unos aparcamientos excesivamente caros y poco accesibles para personas mayores o con dificultad. Lo razonable sería que, según caduquen las concesiones, sean recuperadas y pasen a ser gestionados por el concello, siguiendo el modelo actual que ofrece condiciones mejores que los privados (Tabacalera, Casa del Agua por ej.) y acondicionar los accesos para adaptarlos a las normas de accesibilidad universal. No dispongo de la información previa, pero, según mis cálculos, esa caducidad de la concesión deber estar próxima.

Y eso sin olvidar la defensa del ferrocarril de cercanías o del tren metropolitano aprovechando los tendidos existentes, desde Cumbre a Meicende, y que a través del puerto, llegan hasta Los Cantones. Es uno de los temas habituales en los debates de nuestro Foro Metropolitano. Y con ser mucho lo que se están preparando, con el tren de cercanías funcionando habríamos cerrado un capítulo de éxito en la historia urbanística de la ciudad.

Leave a Reply