La Coruña es una desconocida para los coruñeses: si no lo leo, no lo creo

Interesante artículo sobre los estereotipos que tenemos los propios coruñeses acerca de nuestra urbe.

A la vista de las informaciones y declaraciones recogidas en diversos soportes mediáticos, da la impresión que para muchos coruñeses, más para los gallegos, nuestra ciudad es casi una desconocida, y ese desconocimiento les lleva a minusvalorarla, y esa falta de valoración conduce a la indiferencia o la acomplejamiento. Algunos chascarrillos frecuentes me servirán para demostrar lo que digo..

Empezaré por el mar. Una de las más importantes compañías de cruceros y que con más frecuencia visita los grandes puertos gallegos, incluye este año una novedad. Al poner la escala de Vigo en el mapa del viaje añade entre paréntesis “Vigo (Santiago de Compostela)” y después en la descripción del puerto, que habitualmente hacen para orientar a los visitantes, explican que ese es el principal atractivo para los cruceritos en la escala de ciudad olivica. Pero lo más paradójico es que esa misma naviera cuando se refiere al puerto de La Coruña donde recala con mucha frecuencia, lo que destaca son las características históricas, paisajísticas y la oferta turística de la ciudad coruñesa que aconsejan conocer durante la escala herculina. Y como posibles excursiones pone la ciudad medieval de Betanzos y al final el centro de peregrinaciones de Santiago de Compostela. ¿Qué significa esta diferencia de tratamiento informativo? Para mí es muy claro que si al principio nuestro puerto se posicionó como el más cercano a Santiago, y que incluso en algunas navieras la foto que se ponía era la catedral, ahora el puerto coruñés se ofrece como una escala interesante para visitar sus múltiples atractivos sin necesidad de visitar Santiago, que pasa al puesto de las excursiones optativas. Creo que es una buena notica y que representa el éxito que neutros puerto esta teniendo en los circuitos marítimos. De hecho solo el 5% de los turistas que llegan en los barcos van a Compostela. Sin embargo, son muchos los coruñeses y comerciantes que siguen afirmando que los cruceros no dejan aquí nada porque el 90% se van a Santiago. Se ve que siguen anclados en el pasado y no conocen la ciudad. Un desconocimiento que representa posiblemente una falta de autoestima ciudadana.

Siguiendo en el ámbito del turismo. En un importante informe presentado en FITUR nuestra ciudad mejorar en valoración como destino para escapadas urbanas, y entra en el grupo de las diez ciudades mejor valoradas para las escapadas de puentes y fines de semana. Ninguna otra ciudad entra en ese grupo, porque realmente La Coruña es la ciudad gallega mejor oferta para este modelo de turismo urbano, pero ni los coruñeses se lo creen, ni los políticos se preocupan. Mientras la ciudad que tiene en el turismo una importante palanca para la revitalización de su extenso centro histórico, sigue pensando que no somos más que un destino turístico de segunda, porque Santiago y Sanxenxo son los emblemas turísticos de Galicia, tal vez porque ven demasiado la televisión de Galicia o leen con fruición los informes de la Xunta. Incluso, hay un periódico coruñés en donde siempre que hacen reportajes de turismo omiten a La Coruña, y ponen a Santiago, a Sanxenxo, A Mariña, y a la Ribera Sacra, y tal vez la Costa da Morte, cuando La Coruña ciudad es el segundo centro turístico de la región, Y desconocen que La Coruña es hoy- y siempre lo ha sido- una de las ciudades turísticas mejor valoradas de España tato a nivel nacional, como en algunos casos a nivel internacional, y que es el segundo centro receptor de visitantes en Galicia, el que tiene mayor estancia media y el mayor nivel de ocupación anula , reforzando cada vez más su posición. La realidad es que, como consecuencia de la propaganda política y mediática muchos coruñeses desconocen este hecho y no valoran adecuadamente el papel turístico de la ciudad en Galicia y en el Norte de España. Es una manera de desconocimiento de la realidad. Y como lo desconocen no lo valoran.

Otro tema. Hace unos días una concejala de la Marea Atlántica, es decir del gobierno municipal de A Coruña, y a propósito de una cuestión política, afirmó en público que Vigo era la ciudad más importante de Galicia. El hecho en sí no tiene mayor importancia, pero para mí, además de mostrar el desconocimiento de la realidad urbana actual, que en una concejala coruñesa no deja de ser llamativo, lo más curioso del caso es que ejemplifica muy bien como un slogan repetido mil veces por el alcalde y la prensa viguesa, se convierte en una verdad, o si se quiere en una posteridad. No dudo que haya diversas formas de considerar la importancia de una ciudad, pero no cabe duda de que en la actualidad la única razón para atribuir ese rango a Vigo es el número de habitantes de su municipio. Y esa ventaja la tendrá siempre, porque la reducida extensión de término municipal coruñés hizo que los nuevos barrios se crearan en municipios vecinos. De hecho las delimitaciones del continuo urbano la ciudad coruñesa suma los 400.000 habitantes, lo mismo más o menos que si hiciéramos lo propio en Vigo. En definitiva la importancia de una ciudad no puede ser resultado de una delimitación administrativa del territorio. Si en otros momentos Vigo era el motor económico de Galicia, y así se repetía una y otra vez en los medios regionales, hoy solo puede atribuirse esa característica a su actividad industrial, es decir Vigo es la ciudad más poblada y el motor industrial, siendo sin duda A Coruña, entre otras cosas, el motor económico de la región. De hecho aquí radican los grandes grupos empresariales gallegos, que la sitúan entre las primeras ciudades españolas por el volumen de la riqueza acumulada y por la internacionalización de la economía urbana. Pero la repetición mediática del slogan vigués ha ganado. Ello los sabe hacer mejor, y merecen nuestro reconocimiento. Hemos de aprender. Otra vez más le reconocimiento nos hace acomplejarnos y no reconocer nuestra realidad. Vigo es el municipio más poblada o mayor, por lo que a menudo se dice que es la mayor ciudad de Galicia; Santiago es la ciudad más representativa por su significado y por la capital, y La Coruña, sin duda es la más importante en muchos aspectos.

Un tercer tema: Estos días no la prensa viguesa se presenta el antiguo edificio del Pirulí, en transformación para la ciudad de la justicia, como el primer rascacielos de Galicia. En La Coruña siempre se había dicho, y era cierto, que el Banco Pastor fue el edificio civil más alto de España en su momento (a principios del siglo XX), siendo por su arquitectura un exponente de los rascacielos americanos de la escuela de Chicago. Cierto es que el Piruli (construido en la posguerra) tiene mas forma de lo que asociamos a la imagen de un rascacielos: su verticalidad. Una vez más, Vigo ha sabido vender mejor un valor diferencial, y ahora ya no caben segundas partes. Una vez más parece que La Coruña está dormida y la apatía e indiferencia llevan a minusvalorar una y otra vez a la ciudad por los propios coruñeses.

La enseñanza que se desprende de todo ello es que La Coruña, al ser una ciudad que por haber alcanzado un reconociendo general no precisa de acudir a estas fórmulas mediáticas para hacer valer su importancia, pero no estaría de más que, sin entrar en debates pueblerinos, supiera hacer valer lo que posee. Lo mismo pasó con el cine.  Sabemos que la primera película de cine rodada en España lo fue en La Coruña, pero como a nadie se lo hicimos saber, cuando la academia española de cine decidió crear un premio le puso el nombre de Goya por ser un personaje relacionado con la ciudad de Zaragoza donde “se había rodado la primera película de cine en España”. Pudimos haber sido nosotros, pero nadie lo defendió. Lo mismo ocurre con la historia de Pablo Sarasate, con la de Picasso, con la primera representación de opera hace ahora 250 años, y con otros acontecimientos que se han dado en at ciudad. Por indiferencia y por interés o por desconocimiento, las autoridades, los medios y las instituciones no han sabido ponerla en valor. Por este camino se favorece que otros ocupen el espacio que a La Coruña le corresponde, y después por desconocimiento se dicen cosas como lo que afirmó la concejala coruñesa, o como la del periódico vigués, o como el contendido que el museo de Sarasate en Pamplona relata, o como lo que se dice en los textos que explican la historia artístico de Pablo Picasso en el museo malagueña.

Claro que a la hora de buscar patrocinadores toda Galicia acude a organizaciones radicadas en La Coruña. Eso ocurre con los equipos deportivos e incluso con la Ciudad de la Cultura., donde la fundación creada al efecto está financiada mayoritariamente por empresas coruñesas.  Y así seguimos, porque los medios, por intereses diversos, lo siguen haciendo. Demasiados intereses de un lado, demasiado desinterés de otro, y siempre demasiado desconocimiento.  Menos mal que desde fuera las cosas se valoran con una visión más realista y más adecuada a los tiempos que corren. Ahora hace falta que alguna de las formaciones políticas que participen en el gobierno de la ciudad se tome en serio la defensa de su honra y de sus intereses, porque hasta ahora nadie ha desempeñado ese papel y mientras tanto la ciudad sigue huérfana de liderazgo político. Los populares subordinados a los intereses de su partido que tiene su foco de interés en Santiago y Pontevedra, y por votos en el virreinato orensano. Los socialistas fuertemente focalizados en Vigo, los nacionalistas, aunque su formación tenga origen coruñés, siempre despreció a la ciudad, y la Marea dice que la ciudad más importante es Vigo. Señores coruñeses ¿quién da más?

Leave a Reply