Para planificar el puerto y el municipio hay que integrar

Sobre la necesidad de aprovechar las oportunidades del futuro puerto exterior en el marco de una comarca municipalmente integrada.

En el mes de marzo la Asociación Metropolitana Coruña 3.0 organizó un foro-coloquio sobre el puerto exterior de punta Langosteira. Las 4 intervenciones de los ponentes (Enrique Losada presidente de la autoridad portuaria coruñesa, Francisco Mosquera el práctico mayor del puerto, Carlos González consejero delegado de Galigrain y Venancio Salcines) fueron muy interesantes y el coloquio posterior también. Yo planteé mi eterna idea de la necesaria integración de las 2 autoridades portuarias de Coruña y Ferrol-San Cibrao en una sola. Planteo ésta cuestión más como base lógica para realizar una gestión competitiva, útil y eficaz de las radas del golfo ártabro y la de San Cibrao, que para ahorrar costes administrativos. ¿Como planificar una oferta competitiva de este grupo de puertos sin una única autoridad?

Estoy de acuerdo que la competencia entre los puertos es buena porque favorece que se reduzcan los costes del transporte permitiendo además que crezcan los mejores. Pero ¿qué sentido tiene una competición entre puertos que están a pocos kilómetros de distancia en una economía globalizada?

Además, la nueva legislación portuaria española y Europea que emana de la Ley 33/2010, por cierto consensuada por los dos partidos mayoritarios, dispone que el puerto es una empresa que debe autofinanciarse y obtener una rentabilidad, debe promocionarse e insertarse internacionalmente para ser mas competitivo. Y es algo lógico en la etapa económica que nos ha tocado vivir, la globalización ya que es mucho más difícil competir y planificar desde lo pequeño. Ahora hay que hablar de competencia entre unos grupos de puertos y otros, no de competir todos contra todos.

Nuestro competidor no es Ferrol o San Ciprián sino Gijón, Bilbao, Algeciras y en menor medida Vigo. Y todos los puertos españoles deben de competir con los del norte de Europa para captar mercados –sobre todo de contenedores- que en este momento son cautivos en esos países. Cuanto más amplio es el mercado más amplio debe ser el tamaño. El tamaño importa y mucho, por eso consideramos que la gestión “del puerto” debe ser la gestión “de los puertos”, especializando cada rada en su o sus tipos de mercancía: ya sea general (carbón, maíz, petróleo, gas, chatarras, etc.), pesquera, turística-recreo y contenedor. Este último tipo es el verdadero futuro del mundo portuario y en el que cada vez basculan mas los tráficos de los grandes puertos del mundo.

La buena gestión de los puertos del norte de Europa (sobre todo en el tema del contenedor) es lo que ha llevado a estos puertos a ser lo que son con unos movimientos y crecimientos espectaculares en sus movimientos de carga general y TEUS (contendores), muy superiores desde luego a los de los puertos del sur de Europa (la franja que divide el norte con el sur estaría en Nantes/Saint Nazaire).

Y aunque es un tema totalmente distinto también nos interesa, para el caso de La Coruña, la integración municipal.

Está pasando el momento en España de la integración de los municipios y no se está haciendo nada. En nuestra área metropolitana pienso que ya deberíamos de estar trabajando de lleno en las fusiones con Arteixo y Culleredo. Primero (y en este tema es más importante que en caso del puerto) ahorraríamos un valiosísimo dinero público en actividades redundantes y en segundo lugar se podría realizar una planificación más competitiva en todos los ámbitos: urbanismo, movilidad, infraestructuras, económica, etc.

El futuro no pasa por la gestión de un mini-municipio de 36 km cuadrados y 245 mil habitantes en la que una buena parte del núcleo de la ciudad se mete de lleno en Arteixo, Culleredo y Oleiros superando esas absurdas fronteras.

El futuro es la gestión y planificación de la gran Coruña entendida por una zona geográfica más amplia que los 9 municipios de la configuración actual de la comarca y para esa integración, un paso de gigante sería proceder a las fusiones de los municipios. Además estamos en un momento único para hacerlo, pues la gente está muy concienciada y aceptaría de buen grado una integración que se vería como una reducción de instituciones redundantes y ahorro de dinero que se necesita para cosas mucho más importantes.

Si no hacemos la fusión de los municipios y de las autoridades portuarias, la planificación del área metropolitana y la creación de una oferta competitiva del puerto será mucho más difícil, no digo que imposible, pero sin duda más difícil. Sería un enorme avance, un paso de gigante, que redundará en beneficio del progreso del noroeste de Galicia, y además sería entendida e incluso alentada en este momento histórico por la gran mayoría de la ciudadanía.

Leave a Reply