La coordinación de los 3 aeropuertos gallegos

Sobre las necesidades de los aeropuertos gallegos.

Como todos sabemos la Xunta ha decidido poner en marcha un proyecto para “coordinar” la oferta y planificación de los 3 aeropuertos gallegos. La premisa central de esa coordinación es potenciar a Lavacolla como el aeropuerto central de Galicia -dedicado principalmente al tráfico internacional y turístico-, dejando a los 2 aeropuertos de las áreas metropolitanas de La Coruña y Vigo (que representan el 42% y 20% del Valor añadido bruto de Galicia o el 32% y 21% del empleo de Galicia), dedicados al tráfico empresarial (sobre todo con Madrid y Barcelona).

Para apoyar la premisa central del plan de coordinación, la Xunta ha publicado hace pocos días un estudio sobre la repercusión de la puesta en marcha del AVE en los tres aeropuertos gallegos. Este estudio traslada al escenario gallego la experiencia del Ave de Sevilla, Barcelona, Málaga, y Valencia y combina otras experiencias en ciudades francesas conectadas con el TGV. Se basa en una permisa que ojalá sea verdad, pero se me antoja muy dudosa: Coruña /vs/ Vigo – Madrid en 3 horas, Santiago – Madrid en 2,40 horas. (la premisa parece muy optimista, en realidad la duración de viaje parece que será 1 hora más).

Según este estudio a partir de 2018 con nuestro flamante AVE Alvedro y Peinador perderán un 47% y 42% respectivamente de los viajeros, frente a Lavacolla que gracias a su diversificación de destinos perdería un 33%. Este análisis dejaría a los dos aeropuertos en la tercera parte de los usuarios de Lavacolla frente a la mitad de ahora, es decir en la marginalidad.

Voy a empezar poniendo en duda la primera conclusión del estudio por demasiado catastrofista. Evidentemente el tiempo y el precio del AVE son los dos factores que más juegan a la hora de restar viajeros por avión pero aun en el caso de que te pongas por AVE en Madrid en 3 horas estamos hablando de una duración del viaje en tren (para el típico viaje de ir y volver a Madrid en el día) en unas 7,5 horas (15 minutos antes de embarcar y media hora para llegar/volver al punto de trabajo) frente a 4 horas del avión (media hora antes de embarcar una hora de viaje y otra media en llegar/volver al punto de trabajo). No veo a casi la mitad de los usuarios del avión a Madrid cambiándose al tren con esta duración, al menos para la gran mayoría de viajeros que hacen el viaje a Madrid en el día. Esta pérdida de pasajeros de los aeropuertos por la puesta en servicio del AVE es exagerada (o sesgada tal vez). Las pérdidas pueden ser elevadas pero en el entorno de la mitad de lo presentado: más bien hacia una pérdida de pasajeros del 20/25% que del 40%.

Sobre la coordinación de los 3 aeropuertos gallegos en principio no parece mala idea. Y no lo veo mal siempre que el beneficiado sea el consumidor y no uno de los tres aeropuertos. Si coordinando los 3 aeropuertos conseguimos precios menores, más rapidez, más frecuencias con los enlaces existentes y más enlaces pues bienvenida sea la coordinación. Pero ojo en el tema precio y tiempo ambos se deterioran cuando tienes que viajar a Santiago y dejar allí el coche todo el día, porque que yo sepa no hay ni habrá un trasporte a Lavacolla ni bueno ni gratuito.

Ahora si lo de que se trata es poner en valor unas disparatadas inversiones multimillonarias de 300 millones de euros realizadas en Lavacolla entonces no estoy de acuerdo con la coordinación porque perjudicaría a las áreas metropolitanas que crean riqueza; sería matar a la gallina de los huevos de oro.

Pero ahora llega la pregunta del millón: ¿cómo se coordinan los 3 aeropuertos para lograr esas 3 premisas?.

En primer lugar gestionando la política de subvenciones: debe ser lo más igualitaria para los tres aeropuertos evitando que se doblen al menos en destinos mas o menos exóticos.

Segundo parece obvio que para viajes largos está el aeropuerto de Santiago por sus infraestructuras, debería ser al menos tan competitivo como el de Sa Carneiro de Oporto.

Pero ojo una cosa son los vuelos transoceánicos y otra los vuelos europeos que ya son locales, aquí veo a los aeropuertos periféricos muy capacitados y con destinos muy consolidados como el de Vueling a Londres desde la Coruña que hay que mantener a toda costa. En este sentido es una malísima noticia para Alvedro el traslado del vuelo a Amsterdam, estamos desnudando a un santo para vestir a otro.

Tercero lo de la centralización en Santiago de los vuelos turísticos me chirria un poco. La Xunta pretende que Santiago sea la capital turística de Galicia, otro tópico como el de Vigo trabaja y La Coruña se divierte… pero La Coruña ya fue el año pasado la ciudad de Galicia con más pernoctaciones hoteleras. Santiago cada vez es más el destino complementario del turismo de las Rias Altas o Baixas (léase Coruña o Vigo). Los turistas que vienen a Galicia unos días no se los pasan en Santiago sino en la costa y dedican un día en visitar Santiago.

En definitiva yo lo único que veo claro es una cierta coordinación, consecuencia de la política de subvenciones (no nos olvidemos que el exitoso Saa Carneiro tiene muchísimas subvenciones) de lo contrario estamos metiendo planificación centralizada donde debe haber libre competencia y esta última es la que debe siempre mandar.

Leave a Reply