La ciudad de las TICS: ¿un nuevo culebrón urbano?

Sección: La marcha metropolitana semana a semana.

Esta semana no han pasado demasiadas cosas relevantes porque seguimos a rebufo de la semana anterior, pero hay algunas nuevas que no dejan de tener interés, aunque quedaron eclipsadas por las controversias suscitadas en torno a la Ciudad de las Tics. En un primer apartado, expondré brevemente las buenas noticias, es decir aquellas que me han parecido más significativas para la buena marcha del desarrollo sostenible del área metropolitana. En la segunda parte, me referiré en exclusiva a la Ciudad de las Tics.

LAS BUENAS NOTICIAS.

Fueron estas las diez novedades que mejor resumen la actualidad semanal del área metropolitana.

1.-la puesta en marcha de un bus municipal hibrido para conectar los núcleos de población de Arteixo .Una iniciativa que podrían adoptar también otros municipios del área metropolitana.

2.-Se ha adjudicado por parte del Instituto del Territorio de la Xunta de Galicia la redacción de un proyecto de regeneración paisajística integral de uno de los espacios más estresados e impactados de nuestro entorno: el que rodea el embalse  de Meicende y el fondo del valle por donde cruzan autopistas y otros ejes viarios. Un ejemplo a acometer en otras zonas deterioradas de la primera corona metropolitana.

3.- El Instituto Tecnológico de Galicia, en su nueva sede de la Fundación Barrié, anuncia sus realizaciones en el ámbito aeroespacial y en drones a alta velocidad especialmente, lo cual significa un importante dato de cara a nuestra reindustrialización 4.0.

4.-Ya sabemos el nombre y las características del nuevo hotel del puerto de Santa Cruz. Un hotel de lujo que elevara la oferta de turismo de calidad en el área metropolitana, tan necesitada de este tipo de establecimientos para posicionarse en el segmento de turismo alto. No estaría mal que diera el paso de cuatro estrellas superior a la quinta estrella, aunque solo fuera por imagen de marca.

5.-En Betanzos, que ya anunció la conmemoración de los 800 años de su fundación, recibió un nuevo impulso de la Xunta la compra y rehabilitación de edificios en ruinas del Centro Histórico para ofertarlos a jóvenes. Un objetivo encomiable y necesario para recuperar y dinamizar un centro histórico excepcional. Las actuaciones están centradas en el entorno de la rúa da Cerca. Este tipo de operaciones podrían aplicarse al Centro Histórico de A Coruña y a los núcleos tradicionales por donde pasa el Camino Inglés, principalmente en Eiris, donde la situación actual es deprimente para la imagen que se lleven los peregrinos. Parece que Feijoo incluirá en el próximo año la zona del Orzán dentro del programa Rexurbe. Sería una excelente noticia.

6.-En Cambre, donde lamentablemente siguen torpedeando la Vía Ártabra, se anuncian acciones para humanizar el núcleo de O Temple, y para recuperar el centro dela villa, en el entorno del Concello y de la iglesia de Santa María, donde recientemente se abrió al uso púbico el huerto del antiguo convento. El plan que se está cometiendo puede hacer del centro de Cambre un ejemplo para el área metropolitana y una acción de valorización de un enclave cultural de excepción donde, en un breve espacio, se une a una iglesia románica magnifica, un yacimiento romano con interesantes pinturas, y un castro.

7.- En Sada se anuncia, por enésima vez, un estudio para ver como compaginar la recuperación de la playa con el respeto al espacio natural protegido anexo. Posiblemente el relleno de arena nunca se haga. Sada debe pensar en otro tipo de modelo. Por ejemplo un parque acuático marítimo, o un conjunto de piscinas de agua salada junto al mar, o un balneario o talasso tipo palafito. Con un buen proyecto se podrían atraer usuarios de toda el área metropolitana, y aún más allá, durante todo el año, rompiendo la estacionalidad actual. Hay muchas posibilidades.

8.-Dejo para el final, una noticia que pasó desapercibida. La información de que en el territorio de la Reserva de la Biosfera hay ya más de 300 composteros particulares. Un buen dato para consolidar el modelo de desarrollo sostenible que se pretende, y que nos sitúa entre las áreas metropolitanas más avanzadas en este aspecto. Ese es el camino.

9.-Otra buena noticia es la manifestación de protesta realizada por algunos colectivos ciudadanos y personajes significativos de la Ciudad Vieja, como Felipe Senén, solicitando la revocación de la licencia de obras en La Solana, dado que la actual permite un alzado de las cubiertas que impide la visión del mar desde el paseo. El caso de esta popular sociedad es paradójico, ya que continuamente cometa abusos que perjudican a la ciudad. Unas veces utilizando el paseo al pie de la muralla como aparcamiento, otras mostrando un lamentable estado de abandono en la zona verde, que debería ser transferida para uso público, y siempre procurando cementar lo más posible un espacio que debería ser abierto. Y si no le es rentable la concesión, que renuncie a ella, que el Concello se hará cargo inmediatamente. Nuestro centro histórico por antonomasia no puede padecer agresiones visuales y formales como esta. El Concello debería actuar para revertir las instalaciones a su estado anterior. Por eso esta manifestación en defensa de la ciudad es una buena noticia.

10.- Finalmente destacaré, en el caso de A Coruña, la inclusión en los presupuestos municipales de proyectos tan necesarios como la reurbanización y humanización del paseo marítimo y la reforma de la calle de Ramón y Cajal. Puede ser el inicio de una reforma de la ciudad más ambiciosa que la actualmente llevada a cabo. Y eso siempre es bueno, además de necesario, porque para que una ciudad progrese es preciso mirar hacia el futuro con una visión a largo plazo, es decir más allá de lo cotidiano. Y ser ambiciosos en los planteamientos. Después la realidad pondrá cada cosa en su sitio, pero al menos se habrán dado pasos para diseñar el futuro.

 

UN NUEVO CULEBRÓN URBANO: LA CIUDAD DE LAS TICS.

La semana pasada recogíamos la buena noticia del parque tecnológico de la UDC en la fábrica de armas. Un gran proyecto para reindustrializar la ciudad y para situarla entre las ciudades más competitivas. Es, de alguna manera, la nueva versión de los antiguos polígonos industriales.

Ya en anteriores ocasiones se habían hecho propuestas en esta dirección, con una u otra denominación pero con el mismo fondo. Por ej en un estudio que publique en el año 2004 (La Coruña. Una metrópoli euroatlántica), ya  citaba un Anillo Digital como una versión abierta de un parque tecnológico; más tarde el urbanista Joan Busquets lo incluía en la primera versión del plan general de ordenación urbana que el mismo  redactó; a partir de él se localizó en As Rañas la Ciudad de la Tecnología,  que iba a ser acometida por empresarios de la ciudad y promotores; más tarde, el estudio “ Coruña Futura” incluía como  una de sus propuestas estrella  un Parque de Innovación en el recinto de la fábrica de armas, con una orientación muy semejante a la que ahora presenta la UDC. En dicho plan se organizaba un eje de conocimiento en torno a la avenida de Alfonso Molina, que era denominada como Avenida de la Innovación, porque conectaba los espacios de innovación tecnologíca y de conocimiento existentes en la UDC con el nuevo de la fábrica de armas, al estilo de los propuestos para otras ciudades españolas en aquel momento. El que ahora se propone añade algunos elementos nuevos, siguiendo el modelo-según dicen- del parque de innovación del IMT en Boston, uno de los más prestigiosos y más eficientes del mundo. También en nuestros debates este tema fue recurrente desde hace cinco años, dado que A Coruña es la única Ciudad Media del Norte de España que no tenía un parque tecnológico como el que ahora se presenta. Por eso la vuelta a actualidad de una iniciativa como esta es, aunque con mucho retraso, una muy buena noticia.

Un gran proyecto para la Ciudad Metropolitana del siglo XXI con la que los coruñeses soñamos, y que en estos momentos viene a reforzar y consolidar el posicionamiento actual de la ciudad entre las primeras ciudades españolas en industrias tics (somos la cuarta, tras Barcelona, Madrid y Valencia). Es decir, se trata de dar el paso adelante que la ciudad actual necesita para adaptarse a la nueva economía urbana, y para reforzar su perfil industrial actual.  Por eso no es extraño que todas las instituciones se adhirieran con entusiasmo al proyecto: Ayuntamiento, Diputación, Cámara de Comercio, Centros Tecnológicos, y un buen número de empresas, que seguramente irá en aumento. Y el Ministerio de Defensa porque tenía una salida fácil a una factoría armamentística que no sabían qué hacer con ella. Solo quedaba la Xunta, y, frente a lo previsible, se posicionó en contra. Una postura que introdujo un debate inesperado en un proyecto renovado que contaba con todos los apoyos y una importante difusión mediática. Por eso es difícil de entender, y menos ante la proximidad a las elecciones municipales, la postura del presidente de la Xunta.

Ya la semana pasada había escrito sobre esto y dejaba en el aire algunos interrogantes. En esta semana aquellos interrogantes ya tuvieron respuesta, y lo que se respondió es muy preocupante para la ciudad; al menos, si no se logra llegar a acuerdos positivos para evitar que tan interesante proyecto vuelva a quedar en el papel. Lo ocurrido se resume así: Feijoo establece una distancia con el proyecto, argumentando que ese terreno estaba reservado para la construcción de un nuevo hospital en caso de que los estudios en marcha llegasen a esa determinación. Se abre así una controversia mediática, y un combate político con tres momentos sucesivos muy evidentes:

1- primer round. Se dijo que la xunta no había sido invitada a la reunión en el ministerio y que no conocía el proyecto. Se demostró que llevaba semanas en el despacho del conselleiro competente y que la invitación se había cursado. De hecho en las fotos la silla reservada a la Xunta estaba vacía. Después se aclaró que la invitación había sido cursada por el diputado que promovió la reunión, pero que no había llegado desde el departamento ministerial correspondiente que es lo que formalmente debería haberse hecho. ¿Una confusión buscada? Desde luego mucho afán de colaboración no parece que haya.

2.- El segundo round lo inició el propio Feijoo, cuando anunció que era necesario esperar a que se ultimase el estudio en marcha para saber definitivamente si sería necesario reservar ese espacio para un nuevo hospital o bastaría con una ampliación del existente. A esto el alcalde respondió que la comisión que trabajaba en el tema creía que lo más viable era la ampliación, en terrenos próximos al hospital en Eiris y As Xubias. Parece lo más lógico, y el mismo presidente Feijoo lo comentó el día que lo hizo público.  Posteriormente, para justificar su anuncio del posible nuevo hospital dijo que A Coruña debería, si fuera necesario, contar con un hospital moderno del estilo del construido recientemente en Vigo. El rector reiteradamente expuso que en el recinto de Pedralonga hay sitio para los dos, si así se determinase. En fin, todo parecía indicar que lo del nuevo hospital no era más que una excusa engañosa para paralizar el proyecto o retrasarlo.

3.- El tercer round fue peor. Feijoo declaró a los medios que había hablado con la ministra de defensa en su visita a Ferrol para que se paralizara el proyecto mientras no se decidía lo del hospital, y que la ministra estaba de acuerdo. Pero, pronto, la propia ministra, a instancias de García Mira, el catedrático de la UDC y diputado promotor del proyecto, dejó claro que esa conversación y ese compromiso no eran ciertos. El Ministerio no tiene que esperar a nada, como la propia ministra afirmó después. Estamos ya en palabras mayores ¿Feijoo utiliza a una ministra para justificar una mentira? Ya sabemos que en campaña electoral suele valer todo, al menos en la mala política a que nos tienen acostumbrados. La realidad parece ser otra: Feijoo habló con un alto cargo del ministerio que le dio la razón en su propuesta, y que así lo haría llegar. Después vendría todo lo demás.

Vistas así las cosas, hay dos preguntas que es necesario hacerse, antes de seguir adelante:

1.- ¿por qué Feijoo se opone con tanto empecinamiento al proyecto de la Ciudad de las Tics? Porque hay alguna razón que le lleva a hacerlo, y esa razón sea cual sea, no es favorable a los intereses de la ciudad. No olvidemos que a favor de esta iniciativa se han sumado todas las instituciones ciudadanas, incluso en un primer momento la candidata del pp a la alcaldía. Aunque, visto de otra manera, también es verdad que aún no hay un proyecto, y lo único que hemos visto es una idea plasmada en una sencilla infografía. Sin duda con un plan más desarrollado podrían obtenerse mejores resultados. Claro que si hay voluntad estas cosas no importan porque queda tiempo para desarrollarlo.

2.- ¿Por qué intenta paralizarlo o retrasar su puesta en marcha? Supongo que, por ambas partes, algo tendrá que ver con la campaña electoral en la que estamos. Se dice que aún no se sabe la superficie necesaria para el supuesto nuevo hospital y por eso hay que esperar. Mientras tanto el tiempo pasa y los otros polos tecnológicos apoyados por la xunta avanzan. Parece evidente que nuestro proyecto, del cual la xunta tenía conocimiento hace tiempo, no parece contar con el apoyo de Feijoo, porque de tenerlo se hubieran incorporado desde el principio a su desarrollo. Como hizo con los otros proyectos tecnológicos para Santiago y Vigo. ¿Es una baza electoral que el pp tiene reservada para Santiago y se quiere evitar que A Coruña cree problemas?

3.- ¿se presentó el proyecto con demasiada anticipación sin una formalización previa? Supongo que en toda esto han jugado también razones electorales, pero el proyecto está demasiado “verde”. Cuando se dice que ocupará solo 90.000 m2 parece que hay una enorme contradicción entre la idea ambiciosa que se pretende y una extensión tan pequeña. Realmente para eso podría hacerse en el propio campus universitario. La realidad es que con 90.000 metros cuadrados es imposible acometer un parque empresarial de innovación tecnológica. Y menos cuando se alude al modelo de Boston. Para hacerlo como es debido se necesita, al menos, toda la superficie de la actual fábrica de armas. No hay ningún parque tecnológico en España, ni siquiera los de primera generación, que tenga tan poca superficie. Si eso fuera así habría que hablar más bien de un parque científico en versión norteamericana.  Por eso hay una cierta confusión y una falta de coherencia entre el contenido asignado al proyecto y el espacio reservado. A favor de la iniciativa está el acierto de concitar apoyos ciudadanos e institucionales como base para redactar el gran proyecto que la idea requiere. Desde este punto de vista el procedimiento es adecuado.

Está todo muy enrarecido. Pero fuera, del combate político, el proyecto es muy importante para la consolidación del modelo económico de la ciudad actual, y hay que procurar que esta gran idea se plasme en un proyecto real.  En todo caso sería conveniente sentar a la mesa a las instituciones implicadas en su financiación- Ministerio-Xunta-Diputación, Concello-UDC y algunos de los empresarios interesados o del Clúster de las Tics a nivel local, para concretar entre todo el contenido y alcance de lo que debe ser un gran proyecto para la ciudad del siglo XXI. De lo contrario podemos ver como algunas oportunidades y amenazas pueden dejarlo, una vez más, en la caja de las ideas.

LAS AMENAZAS ASOMAN ¿ QUE  OPORTUNIDADES NOS QUEDAN?.

Un diario compostelano del día 23 publicó lo siguiente:

Titular: “Compostela reúne condiciones idóneas para el hub tecnológico, tanto por infraestructuras como por el peso de la universidad y empresas punteras // En juego importantes inversiones de futuro para atraer a los mejores talentos del mundo digital “.

Para abreviar, me limitaré a entresacar algunos párrafos entresacados del reportaje:

1.-“Estámomos a xogar o futuro: subirnos ao tren europeo da canalización de recursos”. Son palabras de Xavier Freire, miembro del Pleno de la Cámara de Comercio de Santiago, en relación a la solicitud de un hub de innovación digital para la capital de Galicia. Compostela presenta una ambiciosa candidatura para que uno de los dos hub tecnológicos que tendrá la comunidad gallega se quede en la ciudad. Teniendo en cuenta que una de las plataformas será probablemente para Vigo, Santiago tendrá que competir con el proyecto que presente A Coruña para hacerse con este nuevo recurso, que está dotado de unas ayudas de 6 millones de euros y que facilitará la comunicación y transmisión de conocimientos entre las empresas”.

2.-  Así las cosas, la Cámara de Comercio, la Universidad de Santiago y el Área Empresarial del Tambre unen sus fortalezas para demandar la implantación del hub de innovación digital en la ciudad de Santiago. Todas las partes, que esperan también el apoyo de Raxoi, manifestaron su voluntad de cooperar “activamente” alrededor de un proyecto “vital para Santiago, que atraerá talento e inversión”. Indicaron que la selección de un proyecto de hub tecnológico supondrá el reconocimiento por parte de la Administración gallega de su carácter estratégico, “paso previo e necesario para o acceso aos instrumentos de apoio público que se porán en marcha no futuro”.

Además, las tres entidades quieren destacar sus alianzas estratégicas hacia la reindustrialización de la ciudad y comarca, en las que se trabaja ya en colaboración con la Xunta y el Ayuntamiento.

ES DECIR, QUE:

1.- la xunta está trabajando con las instituciones compostelanas para que en Santiago se localice una plataforma tecnológico- empresarial, en el que ya colabora la Xunta, mientras el proyecto de A Coruña está sumido en una controversia que en nada ayuda a avanzar en el proyecto, y cuya paralización el propio presidente de la xunta propicia.

2.- la xunta está trabajando, según se dice, para crear dos hubs tecnológicos en Galicia, uno en Vigo, ya indiscutible, y otro en Santiago. No debe parecernos mal, menos cuando el de Santiago lo quieren especializar en biotecnología y aplicaciones del sector de la madera, entre otras; y el de Vigo será preferentemente aeronáutico y de automoción y construcción naval. No veo el problema para dar cabida al de A Coruña, centrado en industrias tics.  ¿Hay otras razones escondidas que llevaron a Feijoo a no posicionarse a favor como hicieron todas las demás instituciones?

 

EN CONSECUENCIA: LA XUNTA APOYA A SANTIAGO Y A VIGO MIENTRAS PARALIZA A CORUÑA.

Una nueva noticia, fechada el día 29, refuerza las tesis anteriores. En una visita a los empresarios compostelanos, el conselleiro de economía, Conde, les dijo que la xunta apoyará en el parque de A Sionlla el polo de la biotecnología y la madera, dos sectores estratégicos que cuentan en la ciudad con una gran capacidad instalada”

En A Coruña, aunque seamos una de las primeras ciudades españolas en industrias tics, no se reconoce explícitamente esta capacidad instalada, por lo que parece al menos, y lo que está llamado a ser el polo tecnológico del norte se le intenta boicotear con retraso y silencios culpables. A Coruña sigue superando a un pronunciamiento favorable del presidente de la xunta o, al menos, de su conselleiro.

Dado que las municipales están cercanas y a Feijoo deben interesarle tanto los votos de las ciudades citadas como los coruñeses, parece lógico que desde la propia Xunta se apoye la iniciativa para encauzarla adecuadamente y en el tiempo establecido, haciendo que el proyecto coruñés pueda presentarse con los otros. Una marginación de la ciudad no parce lo más lógico en estos momentos.  Debe haber más razones ocultas, porque sino sería el propio Feijoo el que podría salir más perjudicado, al menos electoralmente. Además pondría en un brete a su candidata, Bea Mato, que tendría que elegir entre ponerse a favor de su jefe y en contra de la ciudad, o hacerlo a favor de la ciudad.

DADA LA SITUACION…

 Sea como fuere, lo que no cabe duda es que, ante la actitud de la xunta, es necesario replantear las negociaciones y sacarla del debate partidista para llevarla al campo técnico e institucional.   A nosotros, a los ciudadanos, lo que nos interesa es que la Xunta apoye nuestro proyecto, porque sin su apoyo sería imposible sacarlo adelante.  La solución es clara: hemos de contribuir desde A Coruña a completar con la Ciudad de las Tics la red de plataformas tecnológicas de Galicia. En Ourense ya hay, desde hace muchos años, un parque tecnológico;  en Vigo hay uno con esa denominación pero su contenido difiere, aunque en la ciudad hay una red de centros tecnológicos muy destacados que podrán dar soporte al  hub institucional, garantizando su éxito; en Lugo el polo de As Rozas, especializado en drones es ya una realidad con muy buenas perspectivas de futuro; en Santiago quieren sumarse a la creación de un hub tecnológico con las especialidades citadas y con  el soporte en los centros tecnológicos, los centros de investigación y las empresas innovadoras surgidas de la propia universidad ( en biotecnología y biofarmacia especialmente) .  A Coruña, de momento está fuera de la red, sencillamente porque nunca se ha planteado en serio y por la vía adecuada una iniciativa de este tipo. Ahora tenemos las bases efectivas para hacer un proyecto. Es el momento de dejarse de controversias y ponerse a trabajar juntos, porque el tiempo que queda es poco y si no se da un paso adelante, la Ciudad de las Tics no será más que una idea frustrada.

Malo sería que por razones políticas lo que puede llegar a ser un gran proyecto se quede en un debate, lo que nos llevaría a un nuevo culebrón arrojadizo. Como hasta hace poco lo fue el Parque Ofimatico. Como su nombre indica estaba pensado para albergar un parque de empresas tecnológicas del sector terciario y para oficinas inteligentes. Al final, metido en la vorágine de un cuasi eterno debate político, se quedó en unos polígonos de viviendas. Espero que ahora que este culebrón se cerró no asistamos a la apertura de otro nuevo. Y con él a otra frustración.

Estamos a tiempo, pero hay que ponerse juntos a trabajar y sentar las bases para redactar un verdadero proyecto, tan ambicioso como la ciudad requiere pero tan real como el futuro demanda, pasando cuanto antes de la idea al proyecto. Ese, creo, es el único camino posible. Y dejarse de juegos políticos que siempre terminan arruinando las buenas ideas. La Ciudad de las Tics es una excelente idea, está bien orientada. Pero le falta lo esencial, pasar de la idea al proyecto, y para eso hay que sentarse a negociar todos los implicados, dejando al margen cuestiones políticas que no vienen a cuento.  Seguro que a eso Feijoo no se podría oponer. Porque toda la ciudad lo apoya: Delegación del Gobierno-Ministerio de Defensa, Diputación, Ayuntamiento, Cámara de Comercio, Universidad, y no pocos empresarios del importante sector tics. El objetivo es retomar las negociaciones y sentarse a la mesa cuanto antes, porque si el concurso de la xunta solo contempla dos hubs tecnológicos en Galicia, y uno ya está decido se instale en Vigo, y el otro se quiere que se localice en Santiago, y para eso trabaja la xunta con los promotores, el proyecto coruñés quedaría rechazado. Lo más fácil sería hacerlo por razones aparentemente lógicas, como la necesidad de esperar al estudio del hospital, o porque el proyecto carece del desarrollo adecuado (con los otros según parce ya está colaborando para que lo tengan), o alguna otra que se pueda sacar de la manga, pero que no harían más que perjudicar a la ciudad por intereses políticos de tipo partidista. Mala cosa es esta cuando se puede llagar a paralizar un gran proyecto para Galicia solo porque no conviene a la estrategia electoral. Porque las otras razones aducidas, como se desprende del análisis, son secundarias, y si hay voluntad de colaboración fácilmente salvables.