El viejo Elviña tiene potencial

Estos días la prensa difundió el proyecto del Ayuntamiento para rehabilitar la fuente del antiguo núcleo de San Vicente de Elviña y al mismo tiempo reurbanizar el entorno. Sin duda una buena noticia. Lo es en sí misma, pero también por lo que significa para la puesta en valor de uno de los núcleos históricos más interesantes del entorno de la ciudad. Elviña es famosa por tres razones: ser el escenario de la batalla de su nombre, ser la parroquia donde se ubica el importante castro de Elviña, y- más recientemente- el principal campus universitario. Son todos hechos que explicarían que en cualquier ciudad este pequeño enclave hubiera sido mimado por las autoridades y se convirtiera en un lugar histórico de referencia para los ciudadanos y visitantes. Aquí no ha sido así, pero se está a tiempo.

A propósito de la noticia se me han ocurrido varias ideas que hace mucho tiempo he ido ideando, y que sin ser muy complejas contribuirían a visibilizar el potencial histórico y turístico que este enclave coruñés tiene, y que hasta ahora ha sido bastante marginado en todos los planes realizados. Son cinco:

1.-Acometer en el conjunto habitado que rodea a la iglesia un sencillo plan de rehabilitación de fachadas, para lograr que el entorno actual sea más armónico y forme un conjunto atractivo para todos.

2.-Restaurar y urbanizar el entorno de la iglesia románica, que esta precedida de una interesante escalera. Su imagen está ligada a algunas de las representaciones pictóricas de la batalla de Elviña, como una que cuelga de las paredes de María Pita.

3.-Incentivar a los propietarios, o en su caso actuar directamente, para la recuperación de las antiguas casas de piedra que están abandonadas, y junto con ellas hórreos y otras construcciones rurales. Especialmente interesante es un edificio con un gran porche apoyado en una columna circular de considerables dimensiones. Seria una magnifico lugar para crear un pequeño centro de visitantes o de interpretación de la batalla de Elviña.

4.-Constuir una senda que conectase directamente el lugar de Elviña con el castro que lleva su nombre, con uso ciclista, peatonal y de alguna manera también para automóviles o minibuses turísticos. Sería un modo de potenciar ese conjunto que podía incluir  la llamada casa del inglés, desde donde se dice que uno de los mariscales franceses dirigía la batalla, y donde  hay un pequeño monumento conmemorativo y una magnifica panorámica de la ciudad y del campo de batalla.

5.- Y para terminar, mejorar el acceso y el aparcamiento al propio castro de Elviña levantando un pequeño centro de interpretación para visitantes. Cierto que en el castro queda amucho por hacer-más de lo que a estas alturas sería razonable- pero lo que hay ya es suficientemente interesante como para justificar su visita.

No son actuaciones muy costosas, incluso podrían contar con inversores privados y donde algunos- una vez rehabilitado el conjunto- podrían establecer negocios relacionados con la vida del campus universitario. El resultado nos dejaría a todos muy sorprendido del pequeño tesoro que tenemos en Elviña. Es parte importante de nuestro patrimonio histórico y cultural.

Son ideas que-como dije- he pensado muchas veces en mis paseos por el pueblo y que ahora, al leer el arreglo de la fuente y de su entorno, me vinieron a la memoria. Esta vez lo expreso por escrito por si a través de estas ideas se contribuye a impedir que el  lamentable estado actual de las cosas continúe.

Leave a Reply