El mercado laboral en la comarca metropolitana de A Coruña durante la pandemia: las contrataciones (I)

El Instituto Galego das Cualificacións (Consellería de Economía, Emprego e Industria), acaba de publicar los datos de empleo correspondientes al mes de abril. De su completa y detallada información, podemos extraer algunas conclusiones de cómo está yendo el mercado laboral durante este tiempo de pandemia del COVID-19.

Hoy nos detendremos en cómo han ido las contrataciones en las dos comarcas metropolitanas de Galicia: A Coruña (municipios de: Abegondo, Arteixo, Bergondo, Cambre, Carral, A Coruña, Culleredo, Oleiros y Sada) y Vigo (Baiona, Fornelos de Montes, Gondomar, Mos, Nigrán, O Porriño, Pazos de Borbén, Redondela, Salceda de Caselas, Soutomaior y Vigo).

Las dos comarcas metropolitanas son los dos motores económicos de Galicia y representaban en 2020 cerca del 40% de las contrataciones de la Comunidad Autónoma (39,47%, 298.628).

Son datos cuantificables que nos aproximan a la realidad, no opiniones ni apreciaciones de consultoras de selección de personal y recursos humanos o analistas, que muchas veces nos ofrecen una imagen parcial y sesgada de lo que ellos perciben en sus despachos. Porque ¿en cuántas ocasiones no hemos oído o leído que en la Comarca metropolitana de A Coruña se está poco menos que contratando a un enjambre de personal cualificado en TICs, de universitarios, altos directivos o cosas por el estilo. Y ello puede ser debido a que las empresas suelen recurrir a las consultoras cuando se trata de cubrir estos puestos de alta cualificación, pero la inmensa mayoría no responde a estas demandas y la realidad de los datos nos ofrece un panorama bien distinto.

Entre las principales conclusiones que se pueden obtener de las contrataciones en estos últimos años, cabría citar las siguientes.

Pérdida de volumen en la contratación de la comarca metropolitana de A Coruña. En 2019 este espacio geográfico había registrado cerca de 200.000 contrataciones (199.357). En 2020, con el impacto de la pandemia, la cifra se reduce de un modo drástico a 127.142 (una pérdida de 72.215 contratos), una caída de -36,22%, algo que, por esperado, no deja de ser muy preocupante.

La comarca de Vigo pasó de 216.913 contrataciones en 2019 a 171.486 en 2020. Un descenso también considerable, pero bastante inferior al de la comarca coruñesa, tanto en números relativos como absolutos: -20,94% (45.427 contratos menos).

En el conjunto de Galicia, las contrataciones han pasado de 1.086.232 a 756.665, una caída de -30,34%, aun así, y a pesar de una situación tan negativa, son datos mejores que en el área de A Coruña.

Desde 2018 se observa una tendencia al incremento de la brecha de las contrataciones entre la comarca de Vigo y A Coruña. Si en dicho año la diferencia era de 7.381 contrataciones a favor del área de Vigo (un 3,77% más que la comarca de A Coruña), en los años siguientes la diferencia se ha disparado. Así, en 2019: 17.556 (8,81% de contrataciones más en Vigo que en A Coruña) y en 2020: 44.344 (34,88%).

Con lo que llevamos de 2021 (incluyendo abril), los datos reflejan un cierto estancamiento de esta tendencia: 14.011 más contratos para Vigo (un 32,24% más que A Coruña), pero son sólo cuatro meses y falta todavía mucho para saber cómo ha ido el año.

Fuerte dependencia en la comarca de A Coruña de los Servicios. Por sectores económicos, en 2020, los Servicios acaparan el 82,72% de los contratos del área coruñesa (105.172 personas), porcentaje superior a Vigo (71,35%), aunque en números absolutos está por debajo (122.356), a pesar de la intensa terciarización de la economía herculina.

Como cabría esperar, la Industria tiene una mayor presencia en la comarca de Vigo, con el 23,44% de las contrataciones (40.194 contratos), que en A Coruña es del 10,48% (13.330).

La comarca de A Coruña supera a Vigo en las contrataciones del sector de la Construcción, con el 5,47% de los contratos (7.191) y el 3,56% (6.108), respectivamente.

Finalmente, en el Primario (Agricultura y pesca), en la comarca de Vigo los contratos doblan a la comarca de A Coruña, ya que equivalen al 1,58% del total (3.202) y en la de A Coruña al 0,86% (1.686).

¿Y cuáles fueron las principales actividades económicas contratadas en 2020?. En la comarca de Vigo, aquellas actividades de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) que tienen más relación con la Industria, como la Industria Manufacturera, que absorbió a cerca de 40.000 personas (39.229 contrataciones) y en inmediato segundo lugar el epígrafe de Transporte y Almacenamiento (39.016), entre ambas representan el 45,63% de las contrataciones en esta Comarca. Le siguen la Hostelería, con 17.412 (10,15%), el Comercio y Reparación de Vehículos, con 15.281 (8,91%) y las Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares, con 11.692 contrataciones (6,82%). En orden decreciente vendrían a continuación: Actividades Sanitarias y Servicios Sociales (8.212 contrataciones), Educación (7.974), Construcción (6.108), Actividades Profesionales, Científicas y Técnicas (5.229), y cantidades menores en el resto.

En la comarca de A Coruña, destaca el terciario con claridad, pero no hay una predominancia tan clara de ninguna actividad cómo en el caso de Vigo, presentando una mayor diversificación. En los primeros lugares, están el epígrafe de Comercio y Reparación de Vehículos, con 19.422 contrataciones (15,28%) y le siguen las Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares, con 18.834 (14,81%), en ambos casos se supera también el volumen de contratación de Vigo, reforzando el papel que tiene A Coruña en Galicia en el comercio y en las actividades administrativas. Les siguen a estas dos actividades, ya con cantidades menores a la comarca de Vigo, el Transporte y Almacenamiento (13.743 contrataciones, 10,81%), la Hostelería (12.048, 9,48%) y la Industria Manufacturera (11.937, 9,39%).

Hay que señalar que, a pesar de que el cómputo total de las contrataciones es notablemente superior en Vigo, lo es, sobre todo, por el gran volumen en actividades que, en general, requieren una menor cualificación (Industria Manufacturera, Transporte y Almacenamiento y Hostelería), pero en aquellas actividades que suelen requerir una mayor cualificación, las contrataciones, tanto en números absolutos como en porcentajes, suelen ser superiores en la comarca de A Coruña, a las que hay que añadir la actividad de la Construcción (6.108 contrataciones en la Comarca de Vigo y 7.191 en la Comarca de A Coruña).

Así, por ejemplo: Actividades Sanitarias y Servicios Sociales (8.212 contrataciones en la Comarca de Vigo y 8.699 en la Comarca de A Coruña); Actividades Profesionales, Científicas y Técnicas (5.229 y 6.858, respectivamente); Información y Comunicaciones (4.913 y 6.603), o Actividades Artísticas, Recreativas y de Entretenimiento (4.544 y 5.979)

Por el contrario, la comarca de Vigo supera a la Comarca de A Coruña en las contrataciones bajo el epígrafe de Educación (7.974 y 4.542);

A modo de conclusión, decir, por tanto, que la pandemia está afectando más a la comarca metropolitana de A Coruña que a la de Vigo. Probablemente ello estaría en relación con el buen comportamiento que ha tenido la industria de la comarca del Sur (por ejemplo la fabricación de automóviles e industria auxiliar, que ha aumentado su producción y exportaciones de años precedentes). Por el contrario, la industria coruñesa ha dado serias muestras de debilidad, particularmente en aquellos sectores más representativos, con un descenso en las ventas al exterior de productos textiles, que se han visto superadas por primera vez en años por la venta de coches; la caída en los productos derivados del petróleo; o situaciones de conflictividad (Alu Ibérica).

Debemos tomar conciencia de estas debilidades, aunar esfuerzos en una misma dirección y alejarse de protagonismos políticos estériles, que, además, podrían tener un efecto boomerang, a quiénes los provocan, porque el ciudadano (más pronto que tarde) lo percibe.

En el aire hay muchos proyectos que urge realizar: la Ciudad de las TIC, la conexión ferroviaria al puerto exterior, la transformación del puerto interior, el nuevo hospital, la intermodal, proyectos de energía verde y renovables, etc. Las administraciones públicas de la comarca tienen la obligación de agilizar los proyectos, de colaborar, de no mostrar una actitud pasiva y mucho menos de poner trabas, porque estamos ante un cambio profundo de modelo económico.

En el próximo capítulo sobre el mercado laboral intentaremos analizar más la calidad que la cantidad de este empleo.

Leave a Reply