El malogrado proyecto de la Ciudad de las Rías de Andrés Fernández-Albalat

Interesante proyecto que analiza la proyección urbana planteada por Andrés Fernández-Albalat para el Golfo Ártabro y que lamentablemente no llegó a consolidarse.

A finales de este año se cumplirán 50 años de la presentación en el Instituto José Cornide del proyecto de la Ciudad de las Rías del gran arquitecto coruñés Andrés Fernandez-Albalat. He conseguido un librito con el mencionado discurso que además contiene unos interesantísimos planos, así como bocetos de los diversos entornos con la configuración del territorio que se proponía.

El proyecto de Albalat a todos nos suena, todos sabemos de qué va. Se trataba de desarrollar un espacio social y económico de alto valor que facilitara el crecimiento de una forma racional. Fomentar el crecimiento económico a la vez que se cuidaba escrupulosamente la calidad y el entorno ambiental.

Creo que vale la pena analizar su discurso en el que primero se verá que los planteamientos socioeconómicos en los que se fundamentaba eran totalmente ciertos y luego se comprobará la maravillosa idea que planteaba este maestro.

Es un discurso de poco más de 34 páginas. Comienza con unos principios generales de la arquitectura, una especie de charla magistral sobre las tendencias arquitectónicas de ese momento, tendencias de las que se sirve para presentar su proyecto. Habla de Le Corbusier, Miles Van der Rodhe, del japonés Kiyonori Kikutake y de sus ideas del espacio y función cambiantes, de la arquitectura metabólica, etc. Señala que la planificación urbana debe ser con un tratamiento integral de las zonas y regiones, ensamblando lo rústico y lo urbano como un todo armónico con sus influencias mutuas. La ciudad de las rías que el plantea se debe fundamentar en esos criterios.

Luego realiza en ese momento, 1968, una serie de consideraciones económico-sociales con estimaciones para un futuro a 40 años (es decir para el 2008) acertando plenamente. Por ejemplo tomando datos que utilizan otros arquitectos estima con éxito el éxodo del campo a la ciudad (que ya en aquella época se estaba produciendo). Así desde el 43% de población rural que existe en los años 60 infiere que en 40 años (es decir prácticamente ahora) esa población rural disminuirá hasta el 20%, lo que implica que en las ciudades vivirá el 80% de la población. Estima y acierta que en el año 2008 la población de España ascenderá a 45 millones (en 1968 la población de España era de 33,3 millones de personas).

Con ese criterio (80% población en ciudades -20% población en lo rural) estima y acierta que en el año 2008 vivirán en ciudades o en entornos urbanos en España 36 millones de personas.

Se trataría de preparar a los entornos próximos a las ciudades que presentan altas tasas de crecimiento económico y poblacional (en este caso el Golfo Ártabro y que efectivamente se produjo) para el éxodo del campo a la ciudad. Desprecia como algo que no puede funcionar bien el crecimiento desmesurado de un núcleo pequeño sin más, hay que pensar en el planeamiento y la proyección de una entidad urbana a priori de acuerdo con su futura gran dimensión, lo que no excluye un planteamiento por fases menores, partes del todo.

En el caso de España estima para el año 2.008 habrá 2 ciudades de rango mundial (Madrid y Barcelona) y 6 ciudades a las que denomina “millonarias” cabeza de sus respectivas regiones, se trata de Levante y Valencia, Guadalquivir y Sevilla, Cantábrico y Bilbao, Ebro y Zaragoza, Costa del Sol y Málaga y Galicia y La Coruña. Ciudades que se prevén con 1 millón de habitantes excepto La Coruña “que se quedará por debajo” pero debido a una “cierta insularidad de la región” debe considerarse de este rango.

Prevé que en 40 años el entorno al área metropolitana de Coruña llegará a una población de 600/700 mil habitantes, entonces es necesario buscar un emplazamiento de calidad de vida se elige entonces el Golfo ártabro como un todo, la idea de la ciudad de Las Rías.

Albalat pone sobre la mesa un modelo de ciudad “de habitación” para vivir en la que se articulen funciones, coordinando lo individual y lo colectivo. Habla de estructura urbana evolutiva donde se mantienen los principios generales básicos que comportan orden, dejando en total grado de libertad los elementos ligados a lo circunstancial, con una estructura orgánica con lo topográfico como motivación principal, con áreas de relación y sociales, manteniendo la industria pero fuera de la ciudad. Ya advierte que la ciudad de las Rías no será una ciudad estrictamente industrial pero afirma que el tiempo le dará la razón: una ciudad puede ser grande sin ser industrial.

Luego describe ya como se va a montar esta ciudad extensa de 600/700 mil habitantes, que iría desde Coruña a Ferrol por el Golfo ártabro, respetando el entorno y la calidad de vida.

Se plantean diversos núcleos que forman entidades mayores. De menor a mayor 72 núcleos de barrios de 8.000 habitantes (siguiendo la idea del “sector” de Le Corbusier al que denomina “primer estadio del acomodamiento urbano moderno”). Cada barrio estaría formado por plazas o burgos galaicos abiertos y con vistas a las Rías. El Barrio dispone de los servicios sociales elementales: escuela, cine, biblioteca, guarderías, parroquia… (Ahora habrá que añadir otras probablemente). Enfatiza que estos barrios y las unidades compuestas superiores de las que ahora hablaremos, no serían nunca una ciudad jardín un diseminado que él llama híbrido entre el campo y la ciudad. Es una íntima colaboración entre los diversos núcleos o barrios de menor nivel y los de nivel superior sin mezcla de caracteres.

3 Barrios o Núcleos  (18.000 habitantes) forman 1 Grupo, ya es una entidad urbana de nivel medio, 25.000 habitantes. Aquí ya nos encontramos servicios comunes secundarios, instituto, ciudad deportiva, centro sanitario, centro comercial…Los Grupos ya estarían rodeados por una red viaria de tipo medio que sirve a los barrios y delimita el conjunto de estos y sus zonas verdes.

4 Grupos (100 mil habitantes) forman la Zona que se considera ya una ciudad completa, reuniendo los máximos instalaciones y servicios sociales: auditorio, policlínico, gran estadio.

Y con 6 Zonas (600 mil habitantes) se forma la Ciudad de Las Rías.

Total 6 Zonas, 24 Grupos y 72 Núcleos o Barrios.

Los Barrios, Núcleos y Grupos estarían articulados desde la zona de Lorbé hacia Sada, Sada hacia el Pedrido, El Pedrido por detrás de Miño hacia Perbes-Pontedeume y de ahí hacia Redes-Ares (ver mapa).

Plantea una red viaria rápida muy importante de La Coruña a Ferrol con 2 nuevos puentes entre Sada-Perbes-Redes (similar al Estudio ERA 2000 que presentó en el año 2000 el catedrático de la Escuela de Caminos de Coruña Santiago Hernández Ibáñez). Es importante señalar que la nueva red viaria para Albalat era la primera obra a realizar para poner en marcha el proyecto ya que articulaba el trazado viario de la Ciudad de las Rías, sirviendo para el traslado diario de la población activa de la ciudad a Coruña y Ferrol, lugares donde estarán la mayoría de los puestos de trabajo a los que atiende la nueva ciudad. También se planteaba la utilización del ferrocarril con estaciones perimetrales y la utilización de los aeropuertos de Alvedro y Lavacolla.

Acaba su discurso en lo que podría suponer esta ciudad para Galicia “en osmosis permanente” con toda la región, casi como símbolo de Galicia.

La idea la plantea como un desarrollo lógico, la ciudad debe ser una parte del conjunto de la región.

Asimismo criticaba la situación de la población de Galicia en ese momento con casi el 50% de los núcleos de población de España y con esa diseminación no es posible acción alguna sobre una región, ni sobre sus dispersos conjuntos urbanos.

¿Cuál ha sido la realidad?, desgraciadamente muy diferente. Aunque la Diputación de Coruña en principio parecía que se tomaba esto en serio finalmente no se coordinó ni siquiera los planeamientos urbanos (en los municipios donde se realizaron planeamientos urbanos que algunos todavía ni los tienen a día de hoy). El crecimiento que se ha producido en el Golfo Ártabro ha sido desordenado y aunque la población es similar a la que estimaba Albalat, la creación de un entorno que favoreciese la calidad de vida, la movilidad, un entorno urbano bello referente para Galicia y en definitiva la creación de riqueza desgraciadamente no ha sucedido. La evolución ha sido la que el despreciaba por incapacidad de funcionamiento: la del crecimiento desmesurado de un núcleo pequeño sin más y sin coordinación alguna entre los municipios.

Solamente planteo que este proyecto sirva para algo en el futuro. La planificación urbana del futuro se haga no en las pequeñas unidades de los municipios sino a nivel comarcal, que se plantee el futuro en clave de Área Metropolitana o incluso en clave Coruña-Ferrol. La idea de comarca tiene que salir adelante.

Leave a Reply