By pases:pequeñas obras,grandes mejoras.

Sobre los necesarios «retoques» y mejoras en la línea de ferrocarril del área de Coruña y Ferrol,como forma de ponerla en valor y darle un uso muy necesario.

Salvo que se trate de costosas líneas de Alta Velocidad para unir grandes (o no tan grandes) ciudades entre sí, proponer hoy la construcción de vía ferroviaria convencional aunque sea conveniente y hasta necesaria, no está bien visto. Y ello con independencia de la línea o del ramal que se trate. A nuestros políticos locales, que al final son los que mueven montañas, (en este caso, pequeñas colinas…) habría que ilustrarles sobre la gran utilidad y escaso coste que tendría realizar pequeñas obras: by pases, ramales de acceso a polígonos, prolongaciones de alguna línea, nuevos apeaderos… para conseguir mejoras en los servicios ferroviarios o incrementar su uso por empresas para el transporte de sus mercancías.

Sin ánimo de ser exhaustivo, y a fuer de ser repetitivos ¿Cómo es que los representantes locales de los ciudadanos, los autonómicos y estatales, no exigen unir las líneas de Betanzos a Ferrol, con la de A Coruña a Betanzos, sin pasar por la bifurcación decimonónica que se ubicó en Betanzos-Infesta?. Hay varias alternativas para construir ese “by pass”. El más rápido y económico, aunque no el más útil y benéfico, no alcanzaría el millón de euros, pero ahorraría casi 10 minutos en el viaje Coruña-Ferrol. Y no impediría construir otro con más futuro en el medio plazo, para alcanzar un ahorro de 20 minutos.

A punto de conocer el entronque del acceso ferroviario al nuevo puerto de Langosteira, hay indicios de que se ubicará en las inmediaciones de Uxes. De ser así, será crucial conseguir que la bifurcación se resuelva con doble sentido: acceso directo desde A Coruña, pero también desde Santiago. Ello posibilitará en su día prolongar un ramal hacia Arteixo y Carballo, polivalente para mercancías y servicios de cercanías, pero también para acceder al aeropuerto  y cerrar un anillo en Cambre, dando servicio directo entre la línea de Lugo y Betanzos al puerto de Langosteira sin pasar por A Coruña.

La línea de Ferrol hacia Viveiro y Ribadeo, actualmente de vía estrecha, debe ser habilitada para ancho ibérico hasta Ortigueira, con una sencilla obra de vía “estuchada”, y dotada de un by pass en Ponte das Cabras. El único problema radica en la necesidad de ampliar el gálibo de los túneles, lo que puede lograrse en un programa plurianual. Con ello se facilitarían servicios directos desde A Coruña o vía Ferrol, y se daría continuidad al Eje Atlántico. Alguna pequeña variante o rectificaciones en la línea de Feve acortarían sensiblemente la duración de los viajes actuales. No hay que olvidar que la línea de vía estrecha flirtea con alguno de los nuevos polígonos en desarrollo de Ferrol.

Aprovechar los itinerarios semiurbanos de las líneas que dan servicio a San Cristóbal y San Diego, prolongando el ramal de ésta última hasta el muelle de transatlánticos, para servicio de viajeros/cercanías, como otros miembros de AMC.30 han sugerido ya, serían obras sencillas y no gravosas, facilitando la penetración urbana desde los entornos metropolitanos.

Finalmente la reclamación de que las zonas residenciales e industriales, inmediatas a las líneas ferroviarias existentes, se doten de apeaderos que permitan ser utilizados por los eventuales viajeros. Es un contrasentido que líneas construidas hace 130 años tengan hoy menos estaciones y apeaderos que cuando se construyeron, mientras que la población del entorno de las mismas se ha multiplicado por 10 pero no tienen donde subirse a un tren, por lo que Renfe “razona» que las líneas carecen de potencial de viajeros.

Leave a Reply